Soy ciudadano del Reino de los Cielos

Por Lolo Morales

ciudadano del reino de los cielos

Herbert George Wells, también conocido como H.G.Wells, fue un escritor inglés, notable novelista y filósofo británico, famoso por sus novelas de ciencia ficción, de la que es considerado, junto a Julio Verne, uno de sus precursores. Este famoso señor, sin ser un creyente cristiano escribió sobre el Reino de los Cielos diciendo “Esta doctrina del Reino de los Cielos, que es la enseñanza principal de Jesús aún cuando represente tan pequeña parte en el credo cristiano, es ciertamente una de las doctrinas más revolucionarias que alguna vez haya revolucionado y transformado el pensamiento humano a través de los siglos.”

En tiempos del cristianismo primitivo ser ciudadano de Roma era la más alta expresión de ser alguien en la vida, significaba tener ciudadanía global, todos querían ser romanos por las prebendas y privilegios que el imperio otorgaba a sus ciudadanos. El poseer la ciudadanía Romana, en aquellos tiempos, era lo máximo para cualquier persona que la pudiera obtener. Hechos 22: 25-29

5 Pero apenas lo estiraron con las correas, Pablo dijo al centurión que estaba presente: -¿Os es lícito azotar a un ciudadano romano que no ha sido condenado? 26 Cuando el centurión oyó esto, fue e informó al tribuno diciendo:

-¿Qué vas a hacer? Pues este hombre es romano. 27 Vino el tribuno y le dijo:

-Dime, ¿eres tú romano? Y él dijo: -Sí. 28 El tribuno respondió: -Yo logré esta ciudadanía con una gran suma. Entonces Pablo dijo: -Pero yo la tengo por nacimiento. 29 Así que, en seguida se retiraron de él los que le iban a interrogar. También el tribuno tuvo temor cuando supo que Pablo era ciudadano romano y que le había tenido atado.

Hoy en día, en todo el mundo, especialmente en nuestros países pobres, hay gente que mataría por ser ciudadano estadounidense. Para la gran mayoría de nicaragüenses ser gringo es la mayor aspiración para cualquier individuo, y no estoy señalando el hecho de que esto sea malo o bueno, ni pretendo fomentar polémica. Solo trato de hacer comparaciones, pues adonde quiero llegar con este tema es tratar de desarrollar en nuestros oyentes un interés profundo para reflexionar sobre la importancia de pertenecer a un imperio o reino superior al resto de países o reinos.

Cuando un ciudadano de un país cualquiera se encuentra en peligro porque sus derechos son violados, o las leyes de tal país le son adversas a sus intereses y lo pone en peligro a el y a su familia, la idea de hacer maletas y partir al autoexilio hacia otro país, es lo primero que cruza por su mente.

Porque nuestra ciudadanía está en los cielos

Para el cristiano maduro, para el hombre o mujer espiritual, la idea de migrar a otro país radica únicamente en su destino final, aquella patria celestial en la cual el Señor nos tiene preparada una mansión, casa, o morada. Pablo lo predico diáfana y ardientemente:

Filipenses 3:20-21 Porque nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos ardientemente al Salvador, el Señor Jesucristo. 21 El transformará nuestro cuerpo de humillación para que tenga la misma forma de su cuerpo de gloria, según la operación de su poder, para sujetar también a sí mismo todas las cosas.

Filipos. La Ciudad: Cuando Pablo escogía un lugar para predicar el Evangelio, lo hacia como todo un estratega. Pero esta vez escogió Dios, dándole una visión, Hechos 16:6-10. 6 Atravesaron la región de Frigia y de Galacia, porque les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia. 7 Cuando llegaron a la frontera de Misia, procuraban entrar en Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió. 8 Entonces, después de pasar junto a Misia, descendieron a Troas. 9 Y por la noche se le mostró a Pablo una visión en la que un hombre de Macedonia estaba de pie rogándole y diciendo: “¡Pasa a Macedonia y ayúdanos!” 10 En cuanto vio la visión, de inmediato procuramos salir para Macedonia, teniendo por seguro que Dios nos había llamado para anunciarles el evangelio.

El lugar en cuestión, aparte de ser importante por sí mismo, fue también  un centro de comunicaciones de una amplia zona. Filipos tenía estas características.

La Ciudad había sido fundada en el año  368  AC. Por Filipo de Macedonia, padre de Alejandro Magno, de allí le venía el nombre.

Poco tiempo  después de su fundación, Filipos recibió la distinción de ser una colonia Romana.

  1. El poseer la ciudadanía Romana, en aquellos tiempos, era lo máximo para cualquier persona que la pudiera obtener. (Hechos 22:25-29)
  2. Desde luego para Pablo, no había nada más importante que ser “Ciudadano del cielo”, y lleva toda la razón en ello.
  3. Para los cristianos que residían en esa área, hablar de la importancia de la ciudadanía era muy comprensible. Insta a los cristianos a que sean capaces de valorar altamente la importancia de ser ciudadanos del cielo.

Recordando una triste historia

El libro de Génesis relata la triste historia del humano desde que este fue creado hasta que fue echado del paraíso por Dios.

  1. Adán y Eva: Su creación. (Génesis 1:27; 2:7,8)
  2. La desobediencia y sus consecuencias: El engaño y la mentira. Armas de Satanás (Génesis 3:1,6-7)
  3. Jehová Dios (Génesis 3:22,23,24)
  4. Y lo sacó Jehová del huerto del Edén (v-23).
  5. Echó, pues, fuera al hombre (v-24)

El problema de Adán:

  1. Antes la vida para ellos estaba hecha, espontánea y deliciosamente, ahora tendrían que aprender a dar los primeros pasos, con trabajo y fatiga. Antes vivir era un hecho consumado; ahora un arte, antes una delicia, ahora un desafío; todo lo tenían que improvisar, con sus correspondientes riesgos. De ahora en adelante, el interrogante será su pan y la incertidumbre su atmósfera.
  2. El despertar de la conciencia: ¿Quién soy?- ¿De dónde vengo?- ¿A dónde voy? Y sobre todo ¿Qué haré conmigo mismo? ¿Regresar al paraíso? Esa retirada estaba clausurada (Génesis 3:24b).
  3. ¿Huir? ¿a dónde? ¿Qué rumbo? ¿Qué dirección? Estaba sin hogar, sin patria. Y lo más grave y triste: ¡El Padre celestial estaba molesto con ellos! ¡He ahí a un extranjero y peregrino!  Buscando un sustituto de aquel hogar perdido. Una cueva, un río, una arboleda, nada era igual. Ansiando siempre regresar y regresar al paraíso.
  4. Desde aquel terrible suceso, Adán sigue, por doquier, buscando y buscando la patria perdida, construye palacios, habita en ellos pero no es feliz, amasa fortunas, compra glorias y placeres mundanos pero no encuentra aquella felicidad perdida que sentía cuando gozaba de la comunión y cuidado del Padre en Edén. En la vida siempre estamos caminando y caminando, buscamos la felicidad. La felicidad parece no existir en ninguna parte.  (Mateo 9:35-36) Así describió Jesús a la gente, pobres, desamparados, sufriendo y sin esperanza.

Jesús, el camino de retorno hacia el hogar eterno.

A. En la casa de mi Padre muchas moradas hay (Juan 14:2)

B. Yo soy el camino, y la verdad, y la vida (Juan 14:6) ¡No hay otro camino!

C. Vengan a mí. Encuentren descanso para vuestras almas. El alma nunca ha estado feliz en este mundo, no pertenece aquí. (Mateo 11:28-30)

1.      Yo soy el agua viva (Juan 4:10,13,14)

2.      Yo soy el pan de la vida (Juan 6:50,51)

3.      La vida y la resurrección (Juan 11:25)

4.      Recuerden: “No solo de pan vivirá el hombre (Mateo 4:4)

D. Jesús vino a buscar y a salvar lo que se había perdido (Lucas 19:10)

1. La oveja perdida.

2. La moneda perdida.

3. El hijo pródigo, etc.

a. ¿Usted ya encontró la senda y el camino que le llevará de regreso a la patria celestial?

b. Muchos encontraron en Jesús lo que buscaban. Pedro dijo, Señor a quién iremos si sólo tú tienes palabras de vida que darnos (Juan 6:67-69)

c. Otros en el libro de los (Hechos 8:36-39)

Extranjeros y peregrinos

Pedro describe a los cristianos como extranjeros y peregrinos aquí en la tierra, es decir no son ciudadanos de este mundo (1 Pedro 2:11)

1. La palabra griega para extranjero es: “Pároicos” La palabra “pároicos” se usaba para describir a un residente temporal en un país extraño. Describe a aquel que se encontraba en otro país, aunque con el pensamiento siempre estaba en el suyo

2. Se dice de los judíos que: Dondequiera que estuvieran exiliados, sus ojos se dirigían hacia la Ciudad de Jerusalén, la Ciudad del gran Rey. En los países extranjeros construían sus sinagogas orientadas hacia Jerusalén, su anhelo era regresar a la tierra de promisión.

3. Los cristianos, en cualquier parte del mundo son un grupo de gente cuya mirada se dirige siempre hacia Dios y cuya lealtad suprema está en el más allá. Los cristianos son el pueblo cuyo Rey es Cristo, cuyo hogar es la eternidad. Esto desde luego, no quiere decir que debemos retirarnos del mundo, sino que debemos de la manera más realista estar en el mundo y no ser del mundo. Los cristianos habitan la tierra de su nacimiento, pero como residentes temporales, asumen todas las responsabilidades como ciudadanos, pero ellos son extranjeros y peregrinos en la tierra. Pasan la vida en la tierra, pero su ciudadanía está en los cielos (Fil. 3:20, 1 Corintios 4:9-13) Son como los que vienen a presentar un show y luego se van. El mundo es un puente. El sabio pasa sobre el, pero no construye en el su morada. Es verdad, aquí no tenemos residencia permanente (Hebreos 13:14)

Los elegidos

Según la “presciencia de Dios” = anticipado conocimiento (1 Pedro 1:1,2)

La iglesia, no es simplemente una organización humana, su origen no se encuentra en la voluntad de la carne o en el idealismo de algunos hombres, o en inspiraciones y proyectos humanos, sino en el propósito eterno de Dios.

1.      La iglesia es la manifestación de la sabiduría de Dios que desde la eternidad había sido un misterio pero que ahora es dado a conocer por medio de la predicación del evangelio (Efesios 3:8,10,11)

2.      Dios es, pues, al Arquitecto Supremo de la iglesia, y en ella radican todos los que esperan la venida de Cristo para que les conduzca a la patria celestial y divina.

Los cristianos de entonces y de hoy esperamos ese feliz momento: 1.      (2 Corintios 5:1-9)

a)     “Y por esto también gemimos”. Su pudiéramos entrar a la mente y corazón de Pablo. Le miraríamos escribir con el alma en la mano. Expresar lo que él mismo sentía y anhelaba. Está cansado, enfermo, débil físicamente, triste por los diversos problemas que enfrenta la iglesia en ese momento. Mira con tristeza que muchos cristianos se están conformando a este mundo y desean ser ya residentes permanentes en este mundo de mentiras y engaños.

b)     “Los que estamos en este tabernáculo gemimos”. Pablo deseaba ya cruzar el jordán, la línea que separa, y estar con el Señor, lo cual es mucho mejor (Filipenses 1:23).

¿Tienes listas tus maletas?

Si, las mías están bien empacaditas, si Cristo viene hoy me voy con El, y si tarda en venir y muero antes de que El venga, a la Nueva Jerusalén me voy, donde el Señor tiene mansión para mi y para los de mi casa según sus promesas.

CONCLUSIÓN: ¡Usted, sí, usted! ¿Ya ha encontrado a Jesús?  Es el único que le puede conducir de retorno a la ciudad celestial con plena seguridad. Deje ya de tanto caminar y buscar, Cristo es lo que usted necesita.

Salmo 4:2: “Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo”

About these ads

~ por Lolo Morales en diciembre 3, 2008.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: